El Aerobic consiste en la realización de un conjunto de ejercicios que contribuyen a mejorar la capacidad cardio respiratoria funcional del que lo practica.

La clave del éxito de esta actividad física reside en convertir el trabajo cardíaco y muscular que muchas veces resulta fatigoso y monótono, en una actividad compuesta por un conjunto de ejercicios dinámicos y cambiantes que contribuyen a mejorar la forma física de manera muy completa.
Con el aerobic no solo se trabaja la capacidad aeróbica sino que se tonifican los músculos y se mejoran la resistencia física, la flexibilidad y la coordinación.

El trabajo aeróbico hace que el cuerpo deba realizar un esfuerzo para acelerar los procesos metabólicos y se intensifique el suministro de oxígeno, la velocidad del cuerpo, la tensión muscular, las reflejos, la coordinación y la respuesta cardiaca. Todo ello, contribuye a mejorar la forma física fortaleciendo el organismo y haciéndolo más resistente a enfermedades.

RECOMENDACIONES

Bebe líquidos durante la sesión para mantener una buena hidratación.

Procura seguir las indicaciones del instructor para realizar los ejercicios correctamente y prevenir posibles lesiones.

Si padeces alguna afección cardiaca o tienes alguna insuficiencia de salud, consulta a tu médico para saber si puedes realizar esta actividad física de forma normal.