Se trata de una actividad física muy saludable y completa en la cual se trabajan la fuerza, la resistencia, la flexibilidad, la coordinación, la velocidad de reacción y los reflejos.
Ayuda a regular el peso corporal, aumentar el tono muscular, modelar la figura, aumentar el volumen cardíaco, eliminar toxinas, regular la temperatura corporal, disminuir la frecuencia cardiaca de reposo, aumentar la incorporación de oxígeno a nivel celular y previene la osteoporosis. Practicando Boxeo, se mejora también el estado anímico gracias a las endorfinas que segregamos a partir del cerebro tras el trabajo aeróbico (hormonas de la felicidad).

En Boxeo, dividimos el trabajo en tres etapas:

ENTRADA EN CALOR: Se trata de trabajos de baja intensidad, donde la estructura física lubrica articulaciones y eleva la temperatura (trabajos de gimnasia aeróbica que colaboran a fortalecer la coordinación y los trabajos cardiovasculares).

DESARROLLO: Trabajamos técnicas de Boxeo, aprendemos a utilizar los respectivos aparatos, bolsas, peras, extensibles, manoplas, desarrollamos trabajos defensivos, de desplazamientos y de ataque respectivamente. También se trabajan músculos posturales como son el recto abdominal e intervertebrales (músculos insertos en la columna vertebral que al igual que el recto abdominal colaboran a mantener una buena posición anatómica).

CONCLUSIÓN: Estiramientos, para que nuestra estructura vuelva a la calma y los músculos involucrados estén menos propensos a lesiones musculares y haya ahorro de energía, en la vida cotidiana y en los entrenamientos.

Espero que lo disfruten y la apuesta personal es ofrecerles un espacio de esparcimiento donde relacionarse y a su vez puedan ofrecer a su estructura física una mejor calidad de vida. Deseo que los motive este comentario y los espero en las clases de BOXEO. Saludos cordiales, ENRIQUE “TIBURÓN” CAMPOS