El método Pilates consiste en un conjunto de ejercicios físicos especialmente pensados para fortalecer y tonificar los músculos sin aumentar su volumen.
Ésta disciplina permite estilizar la figura a través de la realización de una secuencia fluida de movimientos con repeticiones. La mayoría de ellos se realizarán en posición tumbada, sentada o de rodillas. De esta forma, se reduce el riesgo de lesiones y se evitan las presiones sobre los músculos y las articulaciones.

La naturaleza de éste método permite que su práctica sea indicada para personas de todas las edades. Se trata de una disciplina basada en la tonificación del cuerpo, por lo tanto se indica como dirigido a la mejora general de la forma física. La intensidad del trabajo puede adaptarse a las posibilidades de cada persona.

La filosofía de este método se basa en la unión del cuerpo y la mente en uno.
Esta característica hace que Pilates haya sido comparado en muchas ocasiones con el Yoga. Sin embargo, es importante señalar que el Método Pilates no aborda fundamentalmente el desarrollo de la espiritualidad y la meditación sino que lo que se busca es relajar la mente y liberarla del estrés diario a través del ejercicio físico.


RECOMENDACIONES


Como todo ejercicio físico, los resultados se consiguen con la constancia. Realizando tres sesiones por semana notarás el cambio en poco tiempo y te mantendrás.